10febrero

Videógrafo y Fotógrafo de bodas ¿En qué se diferencian?

Hoy en día, el término videógrafo de bodas se ha hecho muy popular; sin embargo muchos lo confunden con un fotógrafo de bodas. ¡Y no es lo mismo!

Para quienes nos dedicamos a esta profesión, es importante hacer la aclaración a tiempo y explicar cuáles son las principales diferencias entre ambos roles.

¿Qué es un videógrafo de bodas?

A simples rasgos, es el profesional encargado de filmar la boda para realizar un reportaje o video del evento. Sí, es la misma función del antiguo operador de cámara o camarógrafo,  solo que el término ha sido renovado.

Anteriormente, este servicio era visto como algo “opcional”, pero en la actualidad es un requisito imprescindible para las celebraciones de bodas.

Diferencias entre videógrafo y fotógrafo de bodas

A pesar de que ambos pueden compartir el mismo espacio, sus funciones son distintas. Las diferencias más notables son:

1.     Equipamiento técnico

Tanto el videógrafo como el fotógrafo se apoyan en sus equipos técnicos para desempeñar su trabajo, en lo que más pueden coincidir es en el uso de cámaras y lentes fotográficos, ya que son herramientas indispensables para la realización del trabajo de cada profesional.

Sin embargo, el videógrafo puede incluir más accesorios como trípode, sliders, estabilizadores, grabadoras de sonido, drones, luz continua y todo lo que consideren necesario para hacer un buen video de bodas.

2.     Proceso creativo

El proceso creativo para obtener imágenes y desarrollar un video, no es igual. Mientras que el fotógrafo tiene interés en capturar los momentos esenciales en una foto, el videógrafo busca filmar los detalles más especiales para narrar una historia de amor.

Además de incluir elementos como el sonido y tomas en movimiento, generados a lo largo de la celebración. Estos detalles sirven para provocar emociones en los espectadores del video.

3.     Post-producción

Una vez culminado el evento, el fotógrafo no tendrá que realizar un proceso de post-producción que incluya narración (voz en off), música, e imágenes capturadas en la boda, como le corresponde hacer al videógrafo.

De esta manera, el videógrafo tiene más trabajo por hacer luego de la boda. Debe enlazar todos los elementos anteriores cuidadosamente para mediante el storytelling realizar un video emotivo de ese día tan especial.

4.     Resultado

El fotógrafo tendrá la misión de entregar fotografías bien trabajadas y el videógrafo un video de bodas con un gran trabajo de producción sonora y visual. Son dos formas artísticas de plasmar una idea con creatividad y sello personal bajo un mismo fin: “inmortalizar los momentos más especiales de una boda”.

¿Cuál contratar para mi boda?

Ahora que conoces las diferencias de ambas profesiones, podrás notar que ambas son igual de importantes para tu matrimonio. Su trabajo se complementa de una manera perfecta.

Mientras que con el fotógrafo podrás llenar tu álbum de bodas con imágenes especiales, con el trabajo del videógrafo tendrás un recuerdo para revivir cada vez que quieras las emociones de tu boda.

En True Love Films, nos encantan las historias de amor. Ponemos a tu disposición a videógrafos especializados en cinematografía y storytelling para hacer realidad tu video de bodas.

¡Contáctanos!